reseña: Y por eso rompimos


portada-y-por-eso-rompimos-why-we-broke-up-daniel-handlerTítulo:
Y por eso rompimos

Título original: Why we broke up

Autor: Daniel Handler

Editorial: Alfaguara

ISBN: 9788420413273

Páginas: 427

Año: 2011

 

 

Sinopsis

A través de una carta, Min quiere explicarle a Ed las razones que causaron su ruptura y ha preparado una caja para devolverle todos los objetos que le recuerdan su relación, unos objetos cargados de significado y de historia. Voy camino a casa de ed. Llevo en mis manos una caja repleta de objetos que un día lo significaron todo para nosotros, todos los recuerdos que conservo de nuestra relación. Ahora mismo estoy escribiéndote una carta. Cuando la acabe, la meteré también en la caja y te la daré. La carta explica nuestra historia, una historia preciosa pero dolorosa, una historia que hay que comprender poco a poco, sin prisa. Te entregaré esta caja, Ed. Adentro está todo: Las dos Corcholatas de Scarpias bitter Black Laque nos bebimos aquella noche en el jardín trasero de la casa de al. Recuerdo las estrellas brillando y nuestro aliento condensado por el frío. El boleto de cine para ver la película en la que nos dimos nuestro primer beso. Me besaste a los veinte minutos de haber empezado y luego otra vez en la escena final. El afiche de la película que robaste para mí, para que conservara el recuerdo de nuestra primera cita. Fue muy tierno, gracias. Pero ya no lo quiero.


Crescendo

Cuando vi la portada y el título del libro por primera vez no me llamó mucho la atención, es que vamos, la historia de una pareja que termina su relación y ya… ¿y ya?, personalmente odio esas historias en las que te enamoras de los personajes y la trama y al final por equis razón terminan, entonces te quedas toda triste y decepcionada porque sabes que no van a volver, a menos que saquen secuela o algo así pero eso ya es otra cosa, el caso es que en verdad en verdad no pe apetecía leer una historia que desde el principio me está diciendo el final. Sin embargo, en un momento de debilidad, de no tener qué leer y ya tener el libro ahí dije “¿por qué no?”.

No debería sorprenderles saber que el libro no tiene un final feliz. De hecho, es una historia de desamor, de dolor y despecho. Pero… diferente. Al contrario de muchas y muchas historias que he leído en mi vida ésta es real, coherente, aunque la actitud de Min pueda hacer creer lo contrario. Es la historia de una ruptura, contada a través de los elementos de Minerva Green recogidos mientras salía con Ed Slaterton. La novela es una carta de Min a Ed desde la perspectiva de la ruptura, es decir, desde el presente, nuestra protagonista nos explica (técnicamente se lo explica a Ed) por qué rompieron, y Min expresa lo que sentía, lo que le parecía todo aquello y se da cuenta de lo estúpida que fue (¡¡graciasss!! eso es raro en una protagonista) con cada capítulo centrado en un artículo de una caja con recuerdos una historia sobre cómo llegó a estar allí. Daniel Handler proporciona las palabras, y las pinturas de Maira Kalman de cada artículo introducen los capítulos; Los dos se ajustan para crear un estado de ánimo perfecto, mágico y desgarrador.

Min es una clásica obsesionada con el cine que compra en tiendas vintage que sólo están abiertas durante una hora y media un día a la semana, pero odia ser clasificada como “arty” o “diferente”. Ed es co-capitán del equipo de baloncesto y está muy lejos de ser “diferente”. ¿Pueden estos dos amantes superar su pasado y sus grupos separados de amigos para lanzar una fiesta de cumpleaños épica para un extraño de 88 años que puede o no ser una estrella de cine de los días de antaño? Sí.. no creo.

La prosa de Handler es de otro mundo, entra dentro de la cabeza de Min y crea una mezcla de  enojo y hormonas, fluye como si verdaderamente fuera la carta de una chica dolida que necesita purgarse, purificarse todo aquel dolor; y es precisamente esto lo que hace que sea una novela tan maravillosa, su estilo, pues sin él no seria más que otro de esos libros sencillos, tirando a simplones, de aire realista que explican una relación entre dos adolescentes que pertenecen a grupos opuestos. Y las pinturas de Kalman nos dan no sólo el ese no se qué de las cosas dejadas detrás, pero algo de la magia que las hizo digno de ahorrar. Cualquier persona que ha tenido un corazón roto y cernido a través de los detritus dejados detrás encontrará la colección de Min extremadamente relatable.

Es una historia hermosa, pero también comida de alma para tiempos oscuros.


Publicada por: Allori

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s